Casarse 4: ¿Así de simple?

Estándar

El post anterior lo terminé preguntando qué sentido tiene que un hombre y una mujer estando es su sano juicio hagan libremente esta “locura”.

Habíamos visto que casarse es un acto libre irreversible, que involucra reciprocidad, que se realiza sin poner ningún tipo de condiciones, en el que ambos se entregan la capacidad procreativa con exclusividad, punto éste que dejamos solo indicado y que debería ser tratado en algún momento…

Pero, ¿eso es todo? No, desde luego que no. Vengo dándole vueltas y conversando sobre estas cosas, y me preguntaba por dónde seguir, pues me vienen a la cabeza muchos interrogantes.

¿No parece esto muy utópico, o ingenuo?

El tema de la irreversabilidad es todo un tema, puesto que ¿entonces qué pasa con el –me largo– divorcio?, ¿cómo puedo saber si nos irá bien o mal? ¿cómo es posible que casarse signifique una decisión irreversible? ¿qué pasa si luego veo que la cosa no funciona? ¿Acaso no tengo “derecho a ser feliz” y a “rehacer mi vida”?

El tema de la procreación, ¿así tal cual, tan seca la cuestión? ¿el matrimonio es para parir? ¿Es imprescindible tener hijos? y ¿dónde quedaría la “paternidad responsable”?…  Además, ¿no son más bien una carga a veces más que un regalo?, Y de todas formas, y ¿si resulta que no vienen hijos?…

Por otro lado, ¿esto no queda un tanto trasnochado? Justo ahora que ¿no resulta que algunos hablan de diversas “formas de familia”? ¿solo ha de haber una forma de casarse? Y ¿qué pasa con los que piensan distinto?, ¿por qué ha de ser así? ¿Hay que imponerle el casarse a todos? ¿y el tema de los homosexuales, puesto que reclaman el “derecho a casarse”? ¿acaso se debe discriminar?

Y el tema de la exclusividad. ¿Acaso ha sido siempre así? ¿Necesariamente tiene que ser cosa de dos? Pero ¿no hay otras culturas en las que se acepta la poligamia? Y ya puestos, ¿por qué no pueden casarse 3 o 5 personas, y/o por qué limitarlo a personas…?

Y si es tan díficil y se corren tantos riesgos, ¿no será mejor no casarse?

Entonces, ¿cómo tener éxito en el matrimonio? ¿cómo no equivocarse? ¿cómo resolver los problemas que van surgiendo?

Y… el tema del amor, pues en los varios post que llevamos, el amor apenas ha aparecido. ¿Qué pasa cuando “se acaba el amor”? ¿Quedan “condenados”?

Creo que hay respuestas buenas a todas estas cuestiones, y no sé si ustedes me pueden ayudar a recopilar más. Lo que no sé es si podré responderlas…Me gustaría que las formularan y, mientras vemos qué pasa, les dejo con un saludo y “UP”:UP (Pixar) primeros minutos.

 

14 comentarios en “Casarse 4: ¿Así de simple?

  1. Jose Palomino

    El matrimonio es impredecible. Toda la teoría podría ser convincente, pero la realidad no hace darnos cuenta que por más que nos preparemos y consideremos ciertos elementos, el que nos choquemos contra la pared a pesar de todo esto previo, sería peor aun creo yo.

  2. YESSICA DORIS PEREZ ASTUHUAMAN

    Manolo definitivamente un gran tema. No había definido la magnitud del matrimonio quizás porque planeo casarme, pero me queda claro que cuando me embarque en éste proyecto consideraré todas las interrogantes que planteas y más. También buscaré que el amor y mi capacidad de perdón caminen de la mano para llegar a buen puerto. Yo al igual que alguno de los que comentó, pienso que el matrimonio es de un solo camino y que de a dos es posible sostenerlo mejor.
    Gracias por el blog!

  3. Vanesa

    Manolo, gracias de verdad por hacernos recordar todos los temas que implica el matrimonio, de hecho siempre pensé que era una etapa de la vida, sin embargo, es muchisimo más y me alegra que sea asi.

  4. Luis Enrique F.

    El final siempre llega y que mejor que escucharlo en la voz caribeña de Héctor Lavoe para hacerlo menos triste y tan corto como una canción, dejando de lado a Neruda y su es tan corto el amor y tan largo el olvido.

    Es cierto, bajo la sombra de lo escrito mi concepto no se ajusta al matrimonio y debo buscar tal vez otra palabra pero nada de caprichos de decir “el matrimonio a la Luis” porque eso únicamente obnubila el pensamiento. Yo sí creo que uno se para frente al altar, el juez, una montaña, el retrato de tus padres, lo que sea, pensando en que darás todo por cumplir con el emblema: hasta que la muerte lo separe (otra cuestión es ¿qué tanto debo seguir ese eslogan?). Con esa intención te casas, depositas todos tus esfuerzos por comprender al otro, por adaptarte, ceder, ser feliz, encontrar espacios de mutua vivencia, porque si no es así qué sentido tiene compartir la vida con alguien. Yo siempre he ido a la playa pero ahora ir a la playa junto a ti es un acto totalmente distinto, mejorado, pasar del blanco y negro al color; yo siempre he disfrutado de las películas de suspenso pero hoy verlas a tu lado resulta ser algo superior, de Cromagnon a Sapiens Sapiens.

    Por consiguiente, si alguien provoca que los acontecimientos que vives, por más sencillos que sean, se enriquezcan y cobren otra dimensión pues yo quiero vivir mi vida a su lado. Una entre tantas razones para casarse. Si siento que mejoro como ser humano y le añado la idea que para el ser humano no hay límites pues, al lado de esa persona sabe Dios hasta donde llegaré y ahora le agrego que yo significo lo mismo para ella, pues qué mejor que saber que uno puede ser el resorte, el soporte del otro.

    Y qué más increíble pensar en todas los papeles puede cobrar esa magnífica persona en tu vida y no te quieres perder ni un solo cuadro: madre, amiga, mujer, amante, confidente y eso que estos son los más sencillos, porque los complejos demandan particularidad.

    Pensando todo esto ya estas en las nubes y el sí se te sale a flor de piel y luego piensas que es hermosa, que orgullo llevarla cogida de mi brazo… y listo todo…a la horca. (Es perfecto esto de ir escribiendo e ir escuchando mentalmente canciones, yo algún veré esta tecnología en donde la máquina detecta ya sea a través de tus pulsaciones, o lo que escribes, la canción apropiada para el momento.Pues yo ahora oigo un verso de Sabina que recita “me dije cuidado chaval te estas enamorando”).

    Pero ¿toda esa certeza es una intención, apostando todas las fichas? Sí. ¿sin guardar ninguna carta bajo la manga? también.
    Pero el futuro no nos puede vetar la separación, si ya no existe felicidad, si todo deparó en un infierno, en algo insostenible donde empiezas a hacerle daño a la mujer que un día amaste ¿es preciso quedarse? “Pero si nos casamos… ¿como nos vamos a separar?, ¡no! ¡Eso, ni hablar! ¡Tú sabes bien lo que implica el matrimonio! Así que aguanta”.

    ¿Que hay de la opción de equivocarse?, ¿El casarse con alguien anula la alternativa de conocer en el camino a la mujer de tu vida verdaderamente, de ninguna manera? Es posible que llevando el anillo en el dedo de pronto alguien te conmueve hasta los huesos y desequilibra tu mundo ¿Pero entonces por qué te casaste? ¿no era ella acaso la mujer de tu vida? ¿quién podría dar certezas respecto al futuro?, ¿quien no ha visto derrumbarse sus certezas y convicciones al menos un vez? ¿qué hacer cuando ves a tu mujer dormir y pasas por el difícil trance de pensar “pues ya no la amo”? ¡tiene un mínimo de derecho ese anillo que llevas puesto para retenerte? Así como vamos dispuestos a ganar la batalla, así como Aníbal el cartaginés decía “la victoria es de aquel que nunca dudo”, debemos saber que posibilidad de fracasar existe, y un matrimonio jamas debe ser visto como una atadura o una condena. Es mejor aceptar que puede ser rompible a calificarlo como algo que puede mutar en un peso colosal y dantesco sobre nuestros hombros.

    El matrimonio debe depositarse en nuestra mente como algo bueno, algo que produce felicidad y bienestar. De ninguna manera como algo del cual no podremos escapar. El matrimonio no es, ni siquiera algo que implique invitados, traje, altar, partes, padrinos…para nada. Es un simbolismo y basta que ambas personas le den al símbolo es mismo significa, digamos un lazo irrompible frente a los ojos de Dios.

    Pues ahí te contradices Luis, tanto defiendes su condición de rompible y ahora lo tildes de lo contrario. Es que para mi es importante decidir que sea perdurable en el tiempo, pero no me niego a decir hasta aquí nada más: “nuestros hijos sufren, no confío en ti, se ha perdido incluso el respeto, ya no reconozco en ti a la mujer que amé…” Pero “¡hombre! ¡esa es la salida más fácil!” De ninguna manera, es a mi parecer la más difícil. Reconocer que término algo que tu considerabas eterno, tiene un nivel de dificultad que muchas veces raya lo inhumano.

    Manolo ha sido un gratísimo recorrido a través de estos cuatro post. Un escritor debe vivir la vida que le ayude a escribir los mejores libros, pues casarse debe ser el acto que te ayude a vivir la mejor vida en compañía de alguien. Mi experiencia con ella a mi lado sin duda se nutre, crece exponencialmente incluso no esté ella a mi lado. Me voy a la guerra y la guerra con ella como mi esposa es distinta, más salvaje, más conmovedora, más larga…
    Implica el verdadero matrimonio un bien tan grande en su plenitud que para lograrlo muchas veces hay llorar sangre.
    Manolo, no sé qué vínculo formaré yo algún día, de bien intencionados está lleno el infierno y está bien que el cielo que pinta mucha gente no me motive en lo más mínimo y más ganas me da pasar la eternidad en una heladería, pero tampoco estoy para el infierno creo yo, a no ser que juegue el papel del infiltrado que explota desde adentro del sistema, y si me van a usar como herramienta explosiva quienes rigen los hilos del destino pues ya veremos. Lo que sé es que la familia para mi tiene un gran significado. No puedo negarte que mis pasiones me llevan a ver con gusto una familia a lo Scott Fitzgerald con mujer esquizofrénica y bebedora, pero eso lo dejo en los libros y la vida real es otra cosa. La familia es de suma importancia bajo mi concepción y parte del éxito de ella es encontrar a la apropiada y tejer con ella los lazos correctos.

    Acto libre: al cien por ciento como todo acto debería ser en nuestra vida, creo que el hombre busca más la libertad que el amor, siento que es nuestro bien más preciado.

    Reciprocidad: por supuesto.

    Exclusividad reproductiva: ese término tan técnico es una hermosa combinación verbal a mi me gusta la expresión con decirte que en castellano suena mucho mejor que en mismísimo francés: Exclusivité de la reproduction.
    Pero irrompible, no puedo aceptarlo ni imaginarlo tanto por lo dificil de hacerlo como lo duro de no hacerlo cuando llega su momento.

    Manolo estaré rondando por otros post, he visto una acerca del embarazo porque yo tampoco me quiero perder este placer de pensar que me lleva a olvidar que hace una hora debí almorzar.

    Un abrazo Luis Enrique.

  5. Rocío

    Querido Manolo, estuve leyendo nuevamente tus post, comentarios y respuestas sobre el casamiento/matrimonio y lo disfruté mucho :). Recuerdo la primera vez que te escuché hablar sobre el matrimonio, ¡me conmoviste! Ahora comparto el significado que le das al matrimonio.

    Un fuerte abrazo,

  6. Vanesa

    Definitivamente el matrimonio no es un tema fácil, lleva consigo pensar bien. En general, lo tomaba como una etapa más de la vida, pero con estos datos, me doy cuenta que se trata de algo más grande y más comprometido que implica innumerables cosas. Gracias por el blog Manolo!

    • manoloalcazar

      Vanesa:

      Efectivamente. Voy a intentar seguir ampliando este tema. Creo que es algo muy importante para la felicidad de muchas personas, y que, lamentablemente, está desatendido. Tan desatendido que creo que falta una ley de matrimonio, una ley buena. Y además, mucho estudio, es decir, pensar sobre ello.

      Ojalá entre todos podamos pelear contra la epidemia existente actualmente, que está dañando a tantas personas.

      ¡Gracias!

  7. Gonzalo

    Es bueno darle al tema hasta el cansancio, así entenderemos la gran importancia del matrimonio
    …. planteas ¿cómo tener éxito en el matrimonio? ¿cómo no equivocarse? ¿cómo resolver los problemas que van surgiendo?
    Ver las cosas desde otra perspectiva ayuda mucho:
    1° En el matrimonio la relación es tan cercana que un pequeño error o falta puede abrir grandes grietas, pero contamos con el amor y el perdón para saldar.
    2° En el matrimonio los problemas son de dos, o de más (hijos); la vida se hace más llevadera, aprendes a ser creativo y tener paciencia.
    3° En el matrimonio los hijos implican restricciones en la vida tan pero tan positivas que el único camino es mejorar; el fracaso sale del vocabulario.
    4° ¿Éxito o trabajo en el matrimonio? Cuando tienes algo muy valioso lo cuidas permanentemente. En el matrimonio la pareja es lo primero, el cuidado de la relación y del amor es lo primero. Trabajo diario y por amor.
    5° Una vez me dijeron que el amor desbordante de la pareja en el matrimonio es el mejor blindaje en la vida de los hijos.
    6° ¡El matrimonio no es fin en la vida… sino un medio para algo más grande!
    Gracias Manolo por el blog… es de gran ayuda

  8. Milagros

    Vaya preguntas Manolo!!!. Me quedo con lo siguiente: “¿eso es todo? Noooo, desde luego que no”.
    Les comparto mi punto de vista:
    1.¿No parece esto muy utópico, o ingenuo?; Pues NO, no me parece utópico; más aún hacerlo de manera distinta (sin exclusividad, sin tolerancia, sin querer mejorar.. etc ) y creer que así funcionará…eso sí que resulta utópico, hasta poco práctico. Aún así nadie dice que sea fácil.
    2. Que sea mejor no casarse? pues quizás SI, eso depende de que quiera uno en la vida. No cabe duda que algunas cosas son más sencillas de soltero, pero también se puede decir lo mismo en contrario. Nadie nos obliga a casarnos…hay que pensarla bien.
    3. Casarse otra vez… bueno; creo yo que hay proyectos que sólo deben ser emprendidos una vez en la vida y este es uno de ellos.

    Lindo el pixar…

Deja un comentario