La estrategia y la “alineación” de los Recursos Humanos (por Pablo Ferreiro)

Estándar

Artículo publicado por Pablo Ferreiro

Bastantes, por no decir todos, los “gurúes” o teóricos del manejo de los recursos humanos en la empresa contemporánea, sostienen que uno de los mas importantes cometidos de su trabajo es mantener alineado al personal con la Estrategia de la empresa. En mi opinión, van mal orientados, y quizás el origen de su planteamiento insuficiente, provenga del propio modo de mencionar a las personas que laboran en una organización.

Si estuviera en clase con mis alumnos de MBA les diría sin mayor preámbulo: ¿Cuántas veces tengo que repetir que a la gente no se la debe llamar recurso, pues las personas no podemos ser medio para nada ni para nadie, sino tan solo fin?. Esta afirmación tiene una fundamentación filosófica que se renueva década tras década. En estas últimas el testigo lo lleva todavía el profesor Leonardo Polo, prolífico escritor que ha visitado muchas veces la Universidad de Piura y ha dictado sendos seminarios a empresarios participantes del PAD. Después de escucharle, en muchas oportunidades a él y a Juan Antonio Pérez López, que aborda la misma temática del papel de la persona en las organizaciones desde la perspectiva de los sistemas cibernéticos, es cuando decidí cambiar el nombre de las sesiones que dictaba como “Dirección de Recursos Humanos” por el de “Gobierno de Personas en la Empresa”.

Gobierno es una palabra muy noble, precisamente por sus connotaciones políticas pues se definía así, hace mas de 23 siglos, al mando sobre seres libres ejercido de tal modo que los súbditos siguieran siendo libres (versus la tiranía que era el gobierno sobre esclavos).

Entonces, ¿cómo se puede mandar a las personas sin alienarlas? La respuesta es muy simple (tanto, por cierto, como difícil de implementar): honrando su inteligencia en base a razones lógicas y al diálogo honesto que crea espacios de comunicación abierta y veraz.

Esto tan obvio, digo que es difícil de convertirlo en norma de conducta habitual, por la carencia de virtudes personales, imprescindibles, en el decir de Aristóteles, para el ejercicio de la autoridad y hasta para la propia convivencia social.

Un comentario en “La estrategia y la “alineación” de los Recursos Humanos (por Pablo Ferreiro)

  1. Manuel V.

    Muy cierto lo que afirma Pablo. En mi experiencia profesional me ha tocado vivir situaciones en la que el dialogo y las razones no primaban, cosa que me hacía sentir una mera pieza de ajedrez, pero también otras en las cuales mi opinión y aportes era escuchadas y valoradas, por lo que me permitía crecer, sobre todo en el desarrollo de mis competencias. Un gran artículo… Gracias por compartirlo!

Deja un comentario