Motivaciones y motivos: algunos ejemplos

Estándar


Martes 10 de mayo de 2011

Combinando motivación y motivos resultan 5 perfiles:

  1. Motivación espontánea por motivos extrínsecos: impulso a beber agua cuando siento sed. Postergar ir a reunirme con mi jefe pues no quiero darle unas malas noticias. Evitar, o postergar, encuentros con los líderes sindicales, limitándolos solo a cuando hay problemas con ellos.
  2. Motivación espontánea por motivos trascendentes: por no hacerle pasar un mal rato a un subordinado, se evita darle feedback. Dar preferencia a alguien porque es un familiar mío. Dedicar más atención a un colaborador que me cae bien. Acudir a ayudar a una niña que se ha caído, o dar la hora a quien me la pide en la calle.
  3. Motivación racional por motivos extrínsecos: No beber agua cuando tengo sed por prescripción médica. Poner esfuerzo en analizar cómo salir bien librado de una situación comprometida y salvar la propia imagen. Decidir hacer un viaje que me permitirá ausentarme de mi casa un tiempo difícil por el que pasa mi matrimonio, excusándome en una emergencia importante en el trabajo. Abdicar un asunto espinoso en quienes prometen arreglarlo sin querer conocer detalles de cómo van a resolverlo. Pagar una multa.
  4. Motivación racional por motivos intrínsecos: un gerente se inscribe en un programa de perfeccionamiento directivo para mejorar sus competencias directivas. Hacer un experimento para ver cómo funciona algo.
  5. Motivación racional por motivos trascendentes: educadamente, pero con firmeza, hacerle ver a un cliente que no tiene derecho a propasarse con un obrero de mi organización. Delegar (sin abdicar) una cuestión difícil en un colaborador para facilitar su aprendizaje. Poner más empeño en analizar una cuestión antes de dar una opinión a otro colega. Buscar sustituto con rapidez para poder despedir a un gerente que atropella a sus colaboradores, a pesar de que es el mejor comercial. Un gerente general que, ante una situación difícil por la que pasa la compañía, en lugar de despedir gente mantiene el sueldo de los que menos ganan, y va reduciendo más el sueldo de aquellos que más ganan, para lo cual tiene que comprarse el pleito de dar la cara ante los gerentes y explicaciones ante el directorio. Un gerente comercial que busca maneras de evitar ser presa de un intento de soborno por parte de un funcionario de la organización cliente.

Deja un comentario