¿Merece la pena?

Estándar

Boletín CIUDADANOS AL DÍA, diciembre 2010

“Nadie se enterará… solo esta vez… hay que pagar la universidad de los hijos… tengo que parar la olla”, un fin noble “justifica los medios” (Maquiavelo) y para lo que cobro…

Socrates decía: es preferible sufrir la injusticia a cometerla. Y Nietzsche se reía de Socrates y sus sonseras moralizantes: todo es relativo. ¿Quién puede decir lo que está bien o mal? Es mi decisión. Si no lo hago yo, otro más vivo… ¿Acaso “se puede vivir del amor”? No puedo arreglar el Perú. Decían en el siglo V a. C. Antifón e Hipias de Elis: “es lícito traspasar la ley: se puede hacer tranquilamente con tal de que nadie lo advierta”: y… “salud hermano”… Brindemos por el faenón.

muchas “razones” … “el que esté libre de pecado…” Nadie es perfecto: no hay santo sin pasado.

¿Por qué Socrates diría tal sonsera? A nadie le gusta ser víctima, ni sonso. Decía que a la víctima de la injusticia la dañan desde fuera. Mientras que quién comete la injusticia se daña a sí mismo desde dentro. ¿Qué duele más? ¿La puñalada por la espalda o la autolesión interna? No quiero ninguna, y el dilema ese es muy raro, pero llegado el caso…

San Josemaria decía: si tu y yo nos portamos bien ya habrá dos sinvergüenzas menos en el mundo. Con todo, no hay pecador sin futuro: siempre uno está a tiempo de reconducir su vida, … cada día que pasa es un día menos, y nunca se sabe si será el último. “Lo que hacemos en esta vida tiene eco en la eternidad” (película Gladiator) ¿Será verdad? ¿Quién tendrá razón? ¿Quiero morir así?

Chesterton decía que no fue el miedo al infierno la causa de la esclavitud, sino la causa de la abolición de la esclavitud. Cuando me corrompo cierro los ojos a la realidad, y no hay lonche gratis. Se paga en esta vida o en la otra… Uno elige.

Deja un comentario