Las habilidades que todo directivo debe tener

Estándar

Respondo brevemente unas preguntas que me han formulado para el Programa de Desarrollo del Talento Directivo del PAD, pero que sirven en general.

1.     Liste y describa a detalle las habilidades directivas esenciales de todo líder organizacional.

Las habilidades directivas son de dos tipos: estratégicas y ejecutivas. El

Las habilidades directivas son de dos tipos: estratégicas y ejecutivas, según Pérez López. Si las comparamos con las que debe tener el capitán de un barco: las estratégicas permiten saber cómo conducir el barco en el mar. Las ejecutivas, saber mandar bien, permiten saber gobernar la tripulación para que todos contribuyan eficazmente.

Si falla en alguna de las dos no llegará a buen puerto: o no sabrá para donde llevar la nave, o no logrará que la tripulación haga bien su trabajo.

Las dos son imprescindibles en grado mayor o menor según la posición del directivo, tipo de organización, entorno, etc.

Ambas son de naturaleza cognoscitiva y distintas de una necesaria tercera cualidad: la cualidad de líder, que es de naturaleza motivacional.

Esta tercera está un tanto desatendida a pesar de que fue descubierta muchos siglos atrás. Es la que diferencia a un buen capitán de barco de un pirata: la intención, finalidad con la que hace su función de mando.

Además, el buen o mal uso que el directivo haga de aquellas competencias depende de su libertad y de las siguientes cualidades que lo convierten en buen líder:

En una de las escenas de la película “Gladiador”, Comodus recuerda la carta de su padre, el emperador de Roma, señalando las cualidades que debe tener todo gobernante: la prudencia, la justicia, la templanza y la fortaleza. Los cristianos añadieron la caridad, el servicio a los demás, al bien común; la sinceridad, la humildad…

Se podrían sintetizar en la motivación racional por motivos trascendentes, usando el término de Juan Antonio Pérez López.

 

2.     ¿Cuáles de esas habilidades son más importantes hoy, en un entorno difícil y cambiante?

La prudencia, saber pensar bien en términos prácticos, y las agallas para actuar conforme a lo pensado. Con justicia, y fortaleza que anima a actuar cuando la tarea resulta ardua y difícil. Con la humildad de saber corregirse, rectificar y corregir el rumbo. Con ánimo de hacer un aporte valioso, significativo.

3.     Explique la relación entre las competencias directivas y el liderazgo. ¿Ser buen directivo me hace buen líder? ¿Qué debemos entender por liderazgo?

Depende del uso que se haga de la palabra. Hacen falta buenos líderes y sobran malos líderes: los demagogos, los tiranos y también los bonachones incompetentes.

Hay problematicas que requieren mayor talento directivo que otras, y mayor compromiso del directivo que otras.

4.     ¿Qué medidas deben tomar los directivos para asegurar el funcionamiento y/o éxito de sus empresas en medio de la crisis? ¿Cómo deben reaccionar?

Las medidas a tomar dependen necesariamente del diagnóstico previo. No se puede aplicar un tratamiento sin conocer antes la enfermedad y el paciente, en este caso la organización.

Siempre dos cosas hacen naufragar: la perdida de la liquidez y la injusticia, subjetivamente considerada, como apunta Pérez López.

5.     ¿Qué herramientas brinda el Programa de Desarrollo del Talento Directivo para fortalecer las habilidades directivas y de liderazgo de los participantes? 

Como señalaba Pérez López, con el pensamiento teórico, o el técnico de herramientas, uno obtiene buenas calificaciones en el colegio o en la universidad.

El pensamiento práctico es el que busca responder a la pregunta: ¿Qué conviene que yo haga, y por qué, y cuándo y de qué manera, a qué ritmo…? Esas son las preguntas que cualquier persona, y también los directivos deben aprender a responder bien: ¿Qué está pasando y qué tengo que hacer?

Con el pensamiento práctico uno obtiene buena calificación en la vida, añadía Pérez López. No sobran programas de estudios centrado en este tipo de pensamiento.

Para saber más:

Jaime Balmes, El criterio

Manolo Alcázar, Antivirus mental

Manolo Alcázar, Gobierno de personas: capítulos 3, 4 y 6

Print Friendly, PDF & Email
Share

Deja un comentario