Especies en peligro de extinción y madres geniales

Estándar

Acabo de saludar a la encantadora niña de una de mis compañeras en el PAD, de visita en la escuela. Y leo a continuación la carta de una antigua alumna, que adjunto a continuación y que se explica por sí misma.

Cortesia de Alejandro Torres

El otro día me venía a la cabeza ¿qué será lo mejor que se le puede dar a los hijos y a los nietos? y que son especies en real peligro de extinción: abuelos, tíos y tías, primos y primas, hermanos… ¿Puede haber desarrollo y calidad de vida sin estas maravillosas criaturas?

Creo que los directivos tenemos que empezar a realizar una revolución tan urgente como desatendida: facilitar al máximo que nuestras mujeres puedan ser madres a la vez que profesionales.

¿Por qué no empezamos a pensar cómo hacerlo realidad: empleos part time…?

……………………….

Son las 8 am. Las bolsas comienzan a operar. Los mercados suben y bajan. Las monedas se aprecian o se deprecian y de pronto … y me distraigo de repente…, ¿qué estará haciendo mi hijo?

Mi príncipe tan solo tiene 5 meses y yo tuve la desgracia o fortuna de volver a este mundo cruel llamado mundo laboral en inversiones, donde la adrenalina pasa por tus venas los mercados y las noticias impactan los portafolios generas o pierdes plata, pero… ¿cuántas sonrisas me perdí? ¿Cuántos pañales ensució? ¿Hizo siesta? ¿Tomó la leche bien?

Desde que despierto, la pantalla de Bloomberg  te informa cómo abren los mercados… dejas la leche a la mitad porque tengo que correr…

Alistarme, ducharme y salir volando a combatir el infierno de tráfico de Lima. Mi mente tiene que estar despejada y fría. Sólo me queda llegar al escritorio y ver las fotos de ese pequeño que me espera de vuelta a las 7 pm para bañarlo y ponerlo a dormir?

¡Solo 3 horas diarias puedo disfrutar de el!

Parece que la vida me jugara un mala pasada y que el destino sea tan cruel que sólo me permita ver a mi hijo 3 ¡horas diarias!

¡increíble pero cierto!

Esto nos sucede a todas las madres, aquellas que salimos desde muy temprano a trabajar con el corazón en la boca y dejando tu vida en la casa.

Un trade off entre trabajar y dejar , TU VIDA!!!

¡Qué difícil hoy en día para un mujer! Cero facilidades. La hora de lactancia la puedes pasar en un taxi o en la combi o en el carro, en mitad de un infierno llamado trafico.

¿Por qué las empresas no entienden que las mujeres nos sentimos más responsables mas mujeres y más comprometidas con nuestra organización cuando somos madres?

Y es así por una sencilla razón. ¡Tenemos la gran responsabilidad de educar criar y mantener a nuestros hijos! ¿Por que las empresas no nos facilitan horarios? ¿Por qué no nos dejan trabajar remotamente? ¿1 día a la semana ? ¿Medios días libres? ¿Empleos part time?

¿La diferencia entre el hombre y la mujer? Nosotras tenemos la capacidad de hacer mil cosas al mismo tiempo!!! Somos una especie de pulpo!!! ¿Acaso las empresas no pueden explotar a fondo y poner en marcha ese mega proyecto llamado MUJER=MADRE=PROFESIONAL?

Hoy gracias a la econoía pujante y el crecimiento por el que pasa el Perá esta de “moda” dejar de trabajar. Claro a nuestros esposos les va bien, pero ¿qué pasará el dia de mañana? Cuando los proyectos mineros no salgan, cuando se paren las inversiones, cuando explote la burbuja inmobiliaria, y cuando la morosidad de los bancos se dispare… ¿qué entonces? Dicen que hay que guardar pan para mayo, nuevamente un trade off!

¿Para qué estudié en la universidad? ¿hice un MBA y diplomados? ¿para estar en mi casa solamente? Es imposible,

Entiendan que las muejeres tenemos esa capacidad de atender varios “asuntos” entre ellos tu trabajo, tu esposo y tus hijos!!

Dice que son las “hormonas” post parto, pero ¡no es cierto! Es el sentimiento de culpabilidad de dejar a un pequeño que lo único que dice es “agu” en manos de terceras personas.

Mi hijo fue prematuro, nació a los 7 meses. Sentí que de pronto lo arrancaron de mi vientre, para meterlo a una incubadora. Durante 20 días estuvo alejado de mi pecho, de mis caricias, de mi voz, y ahora… ¿nuevamente lo alejo de mi lado?

¡Qué dura es esta vida! ¡qué duro el destino! y ¡qué poco nos apoyan a nosotros las mujeres!

¡Qué difícil expresar lo que siento! Ojalá con estas líneas alguien me entienda, me escuche y se apiade de mí… ¡Solo Dios sabe lo difícil que es dejar a tu hijo y lo maravilloso que es ser madre, ¡¡madre solo hay una!!

3 comentarios en “Especies en peligro de extinción y madres geniales

  1. Gonzalo Prieto

    La mujer y el hombre son distintos y complementarios. Dicha complementariedad es requerida en casa para crear y hacer el hogar (dándose la perfección de los esposos y educación de los hijos). La carta plantea la situación de la madre, pero se puede apreciar que en estos días también hay ausentismo del padre y de los hijos (todos llegan a la casa a comer y a dormir), se pierde el hogar.
    La familia es la célula básica de la sociedad, los miembros de las familias son empleados por las organizaciones; lo que los directivos hagan o dejen de hacer por las familias afectará directa e indirectamente a la empresa.
    Los directivos que alcancen a entender las distinciones entre el hombre y la mujer pueden potenciar las competencias de la organización aprovechándolas, pero requieren además personas comprometidas, que quieran y quieran quedarse en su empresa. Los directivos deben demostrar que se preocupan por sus empleados y sus familias.
    Veo dos puntos: el primero referido a la preocupación de la empresa por los más débiles (el trato a los que están en la edad de jubilación o aquellos que les sobrevienen algún problema médico) y el segundo la preocupación por las familias.
    Si una Organización quiere preocuparse por las familias debe estar diseñada para eso, debe estar segura que los empleados son la base de su ventaja competitiva, debe estar convencida que así todos querrán trabajar en su empresa, podrá atraer a los mejores talentos, las personas trabajarán contentas, los clientes recibirán el mejor de los tratos, contribuirá a mejorar la sociedad. No basta dar un par de directivas para apoyar a las madres gestantes, lactantes, o tiempos libres para madres con niños pequeños, no va por ahí, tampoco por contentarse con cumplir las leyes laborales. Debe pensarse y repensarse la empresa en función a sus empleados en las diferentes etapas de su vida (padres, madres, hijos, abuelos); la empresa, cumpliendo sus fines y objetivos debe lograr que el empleado se desarrolle haciendo bien su labor y sin descuidar a su familia.
    No creo que sea un sueño, tampoco creo que sea fácil, pero si alguien quiere ser directivo o hacer empresa que se plante metas altas, cambiar esta sociedad que se viene a menos; y los empleados tienen que aprender a hacer bien las cosas, hacer las cosas correctas y hacerse respetar.

    Post muy interesante y estimulante, slds.

  2. miguel angel rodríguez pereira

    Es muy complejo decidir en este tema, hay cantidad de intereses que motivan que una mujer opte por trabajar, mas aún cuando nos creamos cantidad de necesidades para hacerlo, mas cuando nos va muy bien y seguimos ampliando estas necesidades, sin embargo, creo que acompañar a los hijos durante su formación, eso es mas importante que todo. A lo mejor un trabajo que lo puedas desarrollar en casa puede ser la solución.

  3. Desde hace ya 15 años estamos trabajando para cambiar la cultura en las empresas de mas de 20 países de distintos continentes. Existentes muchos entornos contaminantes, pero cada vez hay más entornos flexibles y con RFC (Responsabilidad Familiar Corporativa) que tienen en cuenta a la familia de los trabajadores como un stakeholder de la empresa. Y lo hacen por los motivos más variados: eficiencia, productividad, fidelización del talento,… Es un cambio cultural que no es fácil, pero que va llegando, aunque más lentamente de lo que sería ideal para hacer personas, familias, empresas y sociedades más productivas, felices y sostenibles.

Deja un comentario