¿…Ya embarazada?

Estándar

“¿estás ya embarazada?”, le preguntó Emilia, cuando se volvieron a encontrar casualmente en un centro comercial.

A María le sorprendió la pregunta.

María se casó un año atrás y está cursando un MBA en el PAD. Contenta con la empresa donde trabaja, no tiene intención de cambiar, pero participa en algunos procesos de selección porque, según dice, quiere “tantear el mercado, y ganar experiencia en entrevistas de selección“.

Precisamente fue en un proceso de selección para una conocida empresa cuando conoció a Emilia, que fue la persona encargada de entrevistar a Maria. Pero no habían vuelto a llamarla. Y ya no le dio más vueltas al tema hasta este nuevo encuentro con ella, y la sorpresa que la dejo pensando “¿Cómo se acuerda de que sí quiero tener hijos? Emilia parece recordar ese detalle de entre todas las cosas que salieron en la entrevista, y al encontrarme le brotó espontánea la pregunta por mi deseo de tener familia. ¿Habrá sido esa la razón por la que me descartaron?“…

Esto me lo contaba María pidiendo consejo sobre cómo proceder cuando te preguntan algo así. Añadía que en el banco donde trabaja su esposo, una de las directivas, a la que contrataron hacía cuatro meses, acababa de dar a luz un bebe. De modo que hay directivos que no ven la maternidad como un obstáculo para contratar a una mujer.

Hablando de esto con un amigo, me narró la dificultad de su empresa para resolver la pérdida que había supuesto la salida de una de las mejores jefes. Su gerente general le había dicho un tiempo atrás: “tienes que optar entre tener familia o…”

¿Qué pasa con algunos gerentes?  ¿No les interesa mucho la competitividad de sus empresas? ¿O será acaso que son de los que aún piensan que así sus empresas serán más competitivas? ¿Con qué animo trabaja una mujer sabiendo que ha decidido sacrificar su maternidad a cambio de…?

Desde luego que realmente lo tienen más difícil. Mis respetos por las mujeres.

Como modesto homenaje hacia ellas, recomiendo leer este soberbio post del blog de Nuria Chinchilla, mientras pensamos qué le aconsejaríamos a una mujer que responda si le preguntan en una entrevista de trabajo sobre sus intenciones de ser madre.

5 comentarios en “¿…Ya embarazada?

  1. Milagros

    Hola Manolo; Gracias por el reconocimiento a las mujeres, realmente la tenemos tantito más difícil, pero tampoco es imposible. Cabe indicar que con gran precisión Nuria hace una recomendación referente a ir creando un ecosistema favorable, sin ello ahí si es imposible.Tomando ello como referencia; la pregunta que hace María de cómo proceder cuando alguien te pregunta algo así, resulta en una oportunidad ideal para conocer cuan “family friendly” es la empresa y cuales son sus políticas al respecto, finalmente la decisión de trabajar conjuntamente es de ambas partes no sólo de la persona que entrevista.
    Por último, desde una perspectiva practica la maternidad desarrolla usa serie de habilidades que son muy útiles en el trabajo: organización, gestión del tiempo, delegación de tareas, y mucha paciencia!!!

  2. Sin entrar al fondo del asunto, que a mi modesto entender es el balance entre la vida familiar y la dedicación al trabajo, la pregunta es obsoleta puesto que con los medios tecnológicos actuales un hombre o una mujer (embarazados, con hijos, etc) puede dedicarle 14 horas al día al trabajo sin salir de su casa.
    La pregunta que está detrás es quizá ¿dónde están tus prioridades? … por tanto, la persona que lanza la pregunta tampoco entendería a un padre que pida permiso para asistir a una actuación de sus hijas.

  3. Carmen

    Dos anéctodas a colación:
    Una.- 1989. Pregunta (por el Administrador de la compañía): ¿piensa tener más hijos? Es que aquí, si quiere trabajar, nos tendría que firmar un documento en el que se compromete a no quedarse embarazada en 3 años. Respuesta: Agradezco su interés en mi formación, capacidades para el puesto y, sobretodo, por mi situación familiar pero ¿sabe?, es que pienso que el tema familia es cosa de 2, y 3 ya es demasiada gente. Gracias por dedicarme su tiempo pero si es un requisito indispensable….no lo firmaré. Final: A la semana, me contrataron.
    Dos- 2013. Mi nuera embarazada de 5,5 meses. Su Directora (D.General de una empresa importadora-distribuidora), ¿y en unos meses deberás tener al niño y coger la baja?¿porqué no abortas y ya tendrás un bebé cuando me vaya mejor?. Respuesta, la misma que yo di: es cosa de 2, y 3 son demasiada gente. Final: ¿no pasan los años?, ¿seguimos igual?, ¿a los hombres se les pregunta si pueden garantizar no tener un infarto, un accidente, etc.?¿Porqué esta falta de respeto? Saludos

    • manoloalcazar

      Carmen.

      ¡Muy buenas las anécdotas que te agradezco! Y sensacional la pregunta que formulas. Y está claro que no pretendes comparar un embarazo con un accidente…

      Muchas gracias.

  4. Rodolfo N.

    Estimado Manolo:
    Ante todo que gusto saludarte nuevamente. Espero te encuentres bien en todo sentido.
    Interesante situación las que nos planteas. Y en realidad me gustaría darte mis impresiones:
    Yo le aconsejaría a María optar por tener un hijo que al fin y al cabo considero es el milagro de amor más grande.
    Las experiencias que María ha tenido en sus entrevistas han reforzado la idea que se planten muchas mujeres en su vida laboral, sobre todo las que por primera vez van a tener un bebé.
    Asimismo, si llegaran a preguntarle en una entrevista sobre sus planes de maternidad yo sugeriría responderle al entrevistador, Definitivamente Sí, que eso sería lo más feliz que Dios le de a su hogar, así como le dio la alegría a los padres de él o la entrevistador(a) que ellos nacieran.
    Pero creo que el miedo de María y de muchas futuras mamás, se refiere también a cómo enfrentarán la etapa de maternidad durante y después del embarazo, cómo cambiarán sus horarios, sus esfuerzos, sus preocupaciones, sus prioridades, entre otras cosas de las futuras madres. “Miedos” y dudas que se plantean también algunos entrevistadores – no siempre directivos sino también head hunters. Si el fin es saber ¿cómo se plantearán esta nueva etapa las mamás? sería interesante conocer sus respuestas y valorarlas. Se me viene a mi recuerdo un pasaje de la película “Lo Imposible” (que trata sobre el terrible tsunami ocurrido en Indonesia el año 2004) cuando un conserje del hotel donde se hospeda esta pareja con sus tres hijos pequeños le pregunta a la esposa a qué se dedica, ella responde que es médico y luego con algo de pena dice: pero no ejerzo por el momento mirando y haciendo alusión a sus hijos. El conserje muy cortés y a la vez creativo le dice: Ah! ya entiendo: la ascendieron!!! y esbozaron una sonrisa. El mensaje es muy potente de este diálogo, y siempre se lo repito a algunas compañeras de labores que se van a su descanso pre y post natal. Considero que en el fondo que es extraordinariamente maravilloso formar a los hijos sabiendo que tenemos muchas “cosas que sacrificar” empezando por nosotros.
    Por el contrario si el fin de la pregunta es “descartarlas” sería sumamente indignante, preocupante y mostraría a los entrevistadores en su real dimensión de personas.
    Manolo, me extendería mucho más pero espero haberle dado a María (espero sea lectora de tu blog) algunas ideas para reflexionar. Saludos. Rodolfo

Deja un comentario