Gerentes generales recomiendan el “ABC del mando”

Estándar

Armando Pareja (IncaRail), Lucero Vergara (Laboratorios Bagó) y Pablo Reátegui (Pandero) contrataron y recomiendan el curso “ABC del mando” y libro “Cómo mandar bien“. Mi agradecimiento por animarme a seguir trabajando para ayudar a mejorar la práctica directiva.

Armando Pareja, General Manager de Inca Rail

“Decidí que todo el equipo de líderes de Inka Rail siguiera el “ABC del mando”.


Me alegró mucho encontrar este seminario porque no había ubicado algo que me permitiese transmitir a mi equipo el concepto de dirección de una forma concreta, fácil de entender, eficaz.


Después, he comprobado que la inversión en este seminario ha resultado muy rentable, por las siguientes razones:


Me ha ayudado a lograr algo muy importante para mí: que los jefes tengamos claro qué, cómo y por qué pedir algo a algún colaborador de la empresa.


Para ello es necesario entender si el colaborador puede, sabe y quiere hacerlo y, en cualquier caso, qué hacer cuando algo de ello no ocurre. Coincido con Manolo Alcázar cuando dice que esto es “la regla de tres de la dirección”; concepto que lamentablemente no es muy difundido en la formación directiva.


Ha sido de gran ayuda también porque ha proporcionado una base común de conocimiento a los niveles de supervisión y dirección de la empresa. Tras el seminario, he constatado que me es mucho más fácil alinear juicios y valoraciones sobre el desempeño, y sus causas, de los colaboradores; además nos ha permitido desarrollar un sistema de evaluación de desempeño basado en esos principios.


Recomiendo vivamente el seminario, y que estudien el libro “Cómo mandar bien”

Lucero Vergara, gerente general de Laboratorios Bagó

Las personas somos quienes logramos los objetivos de la organización. Una persona desmotivada puede disminuir su rendimiento, arrastrar consigo la productividad del equipo y la de la empresa. Retirando a esta persona de la Organización ¿habremos terminado definitivamente con el problema?


“El Colaborador no renuncia a la Empresa sino al Jefe”, y se sabe que el mal liderazgo motiva más del 50% de las renuncias. Si el jefe no dirige adecuadamente a los colaboradores se perderá la iniciativa, el cuestionamiento, nos volveremos más lentos, con menor capacidad de respuesta para la satisfacción de nuestros clientes, nos arriesgaremos a perder un valioso colaborador, y la inversión de su curva de aprendizaje, y ocasionaremos un impacto negativo en la organización y probablemente incluso fuera de ella.


El PAD es una Escuela orientada hacia la Persona, inicio y fin de la misión de nuestras organizaciones, y busca trasmitir, de manera práctica gracias al método del caso, el conocimiento necesario para “mandar bien”. El Profesor Manolo Alcázar juega un papel muy importante en este sentido: ejercita nuestro pensamiento con preguntas retadoras: ¿puede, sabe, quiere? Sencillas preguntas que uno se salta por la supuesta “experiencia que ya tenemos”, por la presión para decidir rápido, o probablemente por no querer simplemente cuestionar nuestros “dogmas empresariales”.


“Cómo mandar bien: consejos para ser un buen jefe” es un libro breve, ameno, que va a la esencia de la direccion y constituye un revulsivo que nos ayuda eficazmente a repensar y mejorar nuestra tarea como jefes. Sobre ese libro gira el “ABC del mando”, que dicta Manolo Alcázar.


Todo el equipo directivo de Laboratorios Bagó asistimos a este seminario. Nos ha servido para que entendamos que la gestión de personas depende de todos nosotros, logrando así ampliar la autoridad en la búsqueda del desarrollo profesional y personal de nuestros colaboradores, la alineación de la cultura y una mejor consecución de resultados.


Recomiendo sin dudar el seminario y el libro de Manolo.

Pablo Reátegui, gerente general de Pandero

“El curso “ABC del mando” sirvió para que todo el equipo directivo de la Pandero diera una mirada breve pero muy completa acerca de las complejidades que el quehacer directivo comprende. Fueron muchas horas dedicadas a analizar decisiones directivas reales en profundidad, desde diversos ángulos, de manera que sin duda, contribuyó con el desarrollo de todo el equipo. Y para los nuevos líderes, pienso que fue fundamental que tuvieran esa oportunidad de profundizar acerca de su rol de dirigir gente.

El libro “cómo mandar bien” es una guía muy práctica que resulta de mucha utilidad como consulta y como complemento del seminario “ABC del mando”. La organización de los temas y la forma como se abordan, hacen simple asuntos complejos, por lo que seguramente, muchos lo mantendremos a la mano.”

La próxima edición del seminario será en octubre: un grupo los jueves, empezando el 15 de octubre; otro grupo los sábados, comenzando el 17 de octubre:

Ya son más de 500 los directivos que han seguido este seminario. Y varios miles los ejemplares vendidos del libro en Perú, España y en Amazon internacional.

Share

El ABC del mando: las claves para mandar bien

Estándar

El Seminario ABC del mando ofrece las claves fundamentales para ser un buen directivo. Ya lo han más de medio millar de directivos. También ha sido contratado por varias empresas para impartirlo a sus equipos gerenciales.

Este año 2020 llevo impartidas tres ediciones y próximamente ofreceré abriré dos grupos en modalidad on line. Un grupo 4 jueves por la tarde, y otro 4 sábados por la mañana.

Combinamos la discusión de casos, con coloquios sobre el libro “Cómo mandar bien: consejos para ser un buen jefe”

¿Cómo surgió la idea del libro?

Me iba dando cuenta de que una serie de errores básicos se repetían con frecuencia, de modo que me puse a escribir para ayudar a evitarlos.

Me sorprendía especialmente las dificultades de los directivos para saber responder algo elemental: ¿Qué hacer cuando las cosas no caminan como deberían caminar? ya sea en el comportamiento de un empleado, o, análogamente en el de una organización. Las dificultades aumentaban cuando se trababa de distinguir los diversos tratamientos y, lo que quizá es más delicado y crítico, el orden a seguir para realizar el diagnóstico.

Esas primeras páginas terminaron siendo el libro “Cómo mandar bien: consejos para ser un buen jefe” a la venta en librerías en Perú, en Amazon, y ha sido publicado también en España por la prestigiosa editorial Rialp.

Viene teniendo una generosa acogida por ya varios miles de lectores. Y algunas empresas lo han adquirido para sus mandos.

A quienes les pueda interesar, serán bienvenidos.

Share

Magnífica obra: “el hombre como persona: antropología filosófica”

Estándar

He terminado de leer un libro magnífico, de Juan Garcia Gonzalez: El hombre como persona: antropología filosófica, (Madrid, 2019) publicado por Ideas y Libros Ediciones.

Hoy en día creemos saber muchas cosas, pero me temo desconocemos algo esencial: qué somos los seres humanos.

Tenemos una asignatura pendiente en los programas de estudios de educacion básica, universitaria y de postgrado: no se estudia al ser humano. Considero que ahí tienen su origen problemas en la convivencia, y aun peor en la dirección de las organizaciones.

El mundo necesita que las organizaciones sean mejor dirigidas y para ello es necesario que los directivos estudien adecuadamente al ser humano. Desde luego que todos necesitamos comprendernos, pero es una necesidad especialmente crítica en quienes dirigen a otras personas. Si me disculpan la cuña publicitaria, esta es una de las razones por las que desde hace unos años en el PAD ofrecemos la Maestría en Gobierno de Organizaciones, cuyo propósito es ayudar a los directivos a ser mejores tomadores de decisiones. Para ese propósito se les ofrece una síntesis del conocimiento sobre el ser humano que les resulte de ayuda para dirigir mejor.

Juan Garcia es profesor en dicha Maestria desde hace ya varios años, dictando cursos de teoría del conocimiento y antropología filosófica.

Pero lo que me propongo ahora es una breve presentación de uno de sus libros que me parece magnífico. Me parece magnífico por muchas razones, que enumero a continuación, dejando para el final lo que no me ha gustado.

La primera de ellas es que se puede aprender mucho sobre el ser humano con este libro. El contenido es fantástico. Y estoy con ganas de decir que es el mejor libro de antropología que he leído hasta la fecha. Primero por el contenido, segundo por lo que sigue además:

Es breve. Va al grano, no distrae. El carácter sintético, esquemático, me ha resultado muy útil. Hay otros buenos libros de antropología filosófica pero sin esta cualidad. Añade al final un listado de bibliografía recomendada que también es muy útil.

Es muy claro y didáctico. No va dirigido a filósofos sino a un público general, de nivel universitario, aunque pueda costar a lectores no familiarizados con la temática. Es muy ordenado, como lo son también las clases que el autor brinda a directivos.

No se dedica a repetir lo que otros dicen. Al menos a mí me ha ayudado a entender mejor muchas cosas. Se nota que es una obra madura fruto de muchos años de pensamiento fructifero, y de muchos años de enseñanza, a estudiantes de la carrera de filosofía.

Pero se nota también su esfuerzo por facilitar la comprensión a quienes le escuchan, especialmente cuando no son profesionales de la filosofía. Decía Ortega, que “la claridad es la cortesía del filósofo”. Juan ha sido muy cortes al escribirlo y a escribirlo con tanta claridad.

Es muy completo. No deja sin tratar ninguna dimensión del ser humano, desde la corpórea hasta la intimidad, desde sus manifestaciones externas en la cultura, hasta el destino tras la muerte. Destaco algunas de las que aparecen en el índice:

La persona corpórea: el habitante del universo; la intimidad abierta al futuro, la vida de la persona como un añadido creciente.

La persona que vive en el mundo y en la historia: el cuerpo, expresión natural de la persona. La infancia: crecimiento y aprendizaje. El uso de la razón y la edad adulta.

El yo y la persona, la inteligencia y la voluntad. El lenguaje, el bien y el mal, el crecimiento, los afectos y las emociones.

La cultura humana: teoria y práctica; la inserción en la historia: el derecho; la organización el espacio y el tiempo: técnica, ética, arte y belleza; el sentido del trabajo: la política, la economía y el dinero, la sociedad; el legado de la conducta humana: la historia y el pasado, la historia y la libertad.

La persona tras la muerte. Explicación de la muerte, la metahistoria. El éxito y el fracaso de la coexistencia personal: la aceptación previa al encuentro, la culminación, la elevación a plenitud o la frustración del coexistir.

Encontrar de manera sintética las claves de todas esas cuestiones es un gran valor que aporta esta obra, y que la convierten en un libro de referencia, aunque no tenga pretensiones de manual. No es desde luego y por suerte, un libro lleno de citas y referencias a autores diversos. Pero es para tenerlo cerca, y releerlo, y estudiarlo.

No sigue la moda. Presenta sin pudor la relación de la persona con Dios, esa persona que libremente ha decidido que uno exista. Aborda la dimensión religiosa, pero es un libro de filosofía, no un libro de antropología teológica ni cristiana. Con todo el autor es católico y aclara su posición al respecto en una muy elocuente nota final titulada “nota sobre antropología filosófica y cristianismo”. Ahí señala las diferencias patentes entre antropología filosófica y cristianismo; diferencias que “no sientan una incompatibilidad”, “porque son compatibles la búsqueda que lleva a cabo el ser humano y la salida del hijo de Dios a su encuentro”. Para apreciar mejor esta diferencia sugiero echar un vistazo al indice de un libro de antropología teológica; recomiendo uno magnífico de Juan Luis Lorda.

Hay quienes piensan mencionar a Dios es salirse de la filosofia y entrar en la teología. Un buen antídoto es leer este libro y leer un libro de antropología teológica, y comparar.

Aunque a mi me parece secundario, pues el fin es más importante que los medios, este libro es también muy interesante en este caso este carácter secundario, porque es un magnífico acercamiento a la propuesta antropológica de Leonardo Polo.

Me ha gustado mucho el diseño del libro, con la magnanimidad de incorporar numerosas ilustraciones de Leonardo da Vinci, en la portada y en los interiores.

Dije que dejaba para el final algo que no me ha gustado: el tamaño de las páginas; no es tamaño usual para un libro, pero habría preferido yo al menos que fuera un formato más usual.

Pd. Ojalá que se anime la editorial a ofrecerlo también en Version digital. Por el momento, está disponible en la web de amazon.es

Share

Las habilidades que todo directivo debe tener

Estándar

Respondo brevemente unas preguntas que me han formulado para el Programa de Desarrollo del Talento Directivo del PAD, pero que sirven en general.

1.     Liste y describa a detalle las habilidades directivas esenciales de todo líder organizacional.

Las habilidades directivas son de dos tipos: estratégicas y ejecutivas. El

Las habilidades directivas son de dos tipos: estratégicas y ejecutivas, según Pérez López. Si las comparamos con las que debe tener el capitán de un barco: las estratégicas permiten saber cómo conducir el barco en el mar. Las ejecutivas, saber mandar bien, permiten saber gobernar la tripulación para que todos contribuyan eficazmente.

Si falla en alguna de las dos no llegará a buen puerto: o no sabrá para donde llevar la nave, o no logrará que la tripulación haga bien su trabajo.

Las dos son imprescindibles en grado mayor o menor según la posición del directivo, tipo de organización, entorno, etc.

Ambas son de naturaleza cognoscitiva y distintas de una necesaria tercera cualidad: la cualidad de líder, que es de naturaleza motivacional.

Esta tercera está un tanto desatendida a pesar de que fue descubierta muchos siglos atrás. Es la que diferencia a un buen capitán de barco de un pirata: la intención, finalidad con la que hace su función de mando.

Además, el buen o mal uso que el directivo haga de aquellas competencias depende de su libertad y de las siguientes cualidades que lo convierten en buen líder:

En una de las escenas de la película “Gladiador”, Comodus recuerda la carta de su padre, el emperador de Roma, señalando las cualidades que debe tener todo gobernante: la prudencia, la justicia, la templanza y la fortaleza. Los cristianos añadieron la caridad, el servicio a los demás, al bien común; la sinceridad, la humildad…

Se podrían sintetizar en la motivación racional por motivos trascendentes, usando el término de Juan Antonio Pérez López.

 

2.     ¿Cuáles de esas habilidades son más importantes hoy, en un entorno difícil y cambiante?

La prudencia, saber pensar bien en términos prácticos, y las agallas para actuar conforme a lo pensado. Con justicia, y fortaleza que anima a actuar cuando la tarea resulta ardua y difícil. Con la humildad de saber corregirse, rectificar y corregir el rumbo. Con ánimo de hacer un aporte valioso, significativo.

3.     Explique la relación entre las competencias directivas y el liderazgo. ¿Ser buen directivo me hace buen líder? ¿Qué debemos entender por liderazgo?

Depende del uso que se haga de la palabra. Hacen falta buenos líderes y sobran malos líderes: los demagogos, los tiranos y también los bonachones incompetentes.

Hay problematicas que requieren mayor talento directivo que otras, y mayor compromiso del directivo que otras.

4.     ¿Qué medidas deben tomar los directivos para asegurar el funcionamiento y/o éxito de sus empresas en medio de la crisis? ¿Cómo deben reaccionar?

Las medidas a tomar dependen necesariamente del diagnóstico previo. No se puede aplicar un tratamiento sin conocer antes la enfermedad y el paciente, en este caso la organización.

Siempre dos cosas hacen naufragar: la perdida de la liquidez y la injusticia, subjetivamente considerada, como apunta Pérez López.

5.     ¿Qué herramientas brinda el Programa de Desarrollo del Talento Directivo para fortalecer las habilidades directivas y de liderazgo de los participantes? 

Como señalaba Pérez López, con el pensamiento teórico, o el técnico de herramientas, uno obtiene buenas calificaciones en el colegio o en la universidad.

El pensamiento práctico es el que busca responder a la pregunta: ¿Qué conviene que yo haga, y por qué, y cuándo y de qué manera, a qué ritmo…? Esas son las preguntas que cualquier persona, y también los directivos deben aprender a responder bien: ¿Qué está pasando y qué tengo que hacer?

Con el pensamiento práctico uno obtiene buena calificación en la vida, añadía Pérez López. No sobran programas de estudios centrado en este tipo de pensamiento.

Para saber más:

Jaime Balmes, El criterio

Manolo Alcázar, Antivirus mental

Manolo Alcázar, Gobierno de personas: capítulos 3, 4 y 6

Share

Introducción a la Teoría General de Sistemas de Juan Antonio Pérez López

Estándar

Contento de que me hayan publicado un paper académico sobre el modelo antropológico de Pérez López. Es un poco denso. Para los interesados en los paradigmas que subyace a las teorías de management y del liderazgo. Es una introducción que ayuda a comprender lo que pretendió Juan Antonio Pérez López y por qué Leonardo Polo lo consideraba tan relevante.

Avance hacia la integración de los criterios económicos, sociológicos y éticos en la práctica directiva. Relevancia práctica del humanismo.

Share

Cesar Flores entrevista a Manolo Alcázar en revista Informercado

Estándar
Si un jefe no quiere ocuparse de las personas mejor que se dedique…

Agradezco a Cesar Flores y la Revista Infomercado por su entrevista, que puede leerse en el siguiente link:

Entrevista Infomercado a Manolo Alcazar

Share

Karla Poggi entrevista a Manolo Alcázar en revista Prestigia nº 35 (septiembre 2019)

Estándar
Agradezco a Karla Poggi la entrevista que me hizo para Prestigia, a su editora Erika Nakamoto y al fotógrafo Christopher Valencia. La pueden ver en el siguiente link:

Entrevista a Manolo Alcazar en Prestigia 35 septiembre 2019

 

Share

GP 4 seminario avanzado de liderazgo

Estándar
Estoy contento de anunciar un nuevo seminario. Se llama GP4 Seminario avanzado de liderazgo. Como el mismo nombre indica no se trata de una aproximación como lo es el ABC del mando, que vengo dando hace años.

Esta vez presentaré mi investigación, fruto de mi tesis doctoral y publicada con el título “Aprendizaje y Eficacia en las Organizaciones“; más abajo indico el contenido de dicha obra, como temática de los coloquios, que se entregará a los participantes.

 

En el siguiente link pueden encontrar el folleto con información sobre el seminario,

Público recomendado: directivos con experiencia enfrentado situaciones complejas.

Metodologia: casos y coloquios.

En los casos, examinaremos 6 situaciones complejas y trataremos de extraer todo el aprendizaje posible por medio de la discusión.

En los coloquios, expondré los capítulos de mi investigación, cuyos temas son los siguientes:

• Las políticas y la práctica directiva.
• Paradigmas para entender a las personas y las organizaciones, según los aprendizajes.
• Vínculos entre el directivo y la organización.
• Guía de diagnóstico organizacional que distingue los tres niveles de la organización (Eficacia, Atractividad y Unidad), más allá de la mera distinción entre sistema formal e informal.
• Comprendiendo a las personas más allá de las motivaciones.
• La confianza clima organizacional: una propuesta para comprenderla mejor.

Formato: Sesiones semanales – 6 martes por la tarde

Fechas: 15, 22 y 29 de octubre; 5, 12 y 19 de noviembre.

Horario: De 15:15 a 20:30 hrs.

Puede inscribirse aquí.

Puede también comunicarse conmigo si lo desea.

Ojalá nos veamos.

Por último adjunto la carátula del Cuaderno de Bitácora y Guía de Diagnóstico organizacional, que también se entregará a los participantes, y que constituye un instrumento que ayudará a realizar un mejor diagnóstico y plan de mejora organizacional.

 

 

Share

Las decisiones directivas y las concepciones sobre el ser humano

Estándar
Juan Antonio Pérez López “cualquier decision que pueda afectar a otra u otras personas siempre es tomada sobre la base de supuestos que implican creencias concretas del decisor acerca de lo que son y de cómo actúan los seres humanos

Herbert Simon: “Nothing is more fundamental in setting our research agenda and informing our research methods than our view of the nature of the human beings whose behavior we are studying. It makes a difference, a very large difference, to our research strategy whether we are studying the nearly omniscient Homo economicus of rational choice theory or the boundedly rational Homo psychologicus of cognitive psychology. It makes a difference to research, but it also makes a difference for the proper design of political institutions.

Chester Barnard: “Me ha sido imposible avanzar en el estudio de las organizaciones o en el de la actuación de las personas en el seno de una organización, sin enfrentarme con algunas cuestiones de fondo como las siguientes: ¿qué es un individuo? ¿Qué queremos decir al utilizar la palabra “persona”? ¿Hasta qué punto tienen las personas el poder de elección o la libertad de elegir? La tentación es evitar ese tipo de cuestiones tan difíciles de contestar, dejando que sigan tratando con ellas los filósofos y los científicos… Se da uno cuenta rápidamente, sin embargo, de que,… las estamos contestando siempre, aunque sea de modo implícito, al formular cualquier aseveración sobre la actuación de las personas. Y, lo que es más importante, todo el mundo –y especialmente los líderes, directores y ejecutivos– actúan sobre la base de supuestos o actitudes fundamentales que implican, a su vez, que ya se ha dado una respuesta a aquellas cuestiones, aunque sólo raras veces son conscientes de ello”.

R.H. Frank: “Los puntos de vista acerca de la naturaleza humana tienen importantes consecuencias prácticas… Dictan las estrategias corporativas para evitar que los trabajadores rehuyan sus responsabilidades, negociar con los sindicatos y establecer los precios».

Share

Para quienes mandan

Estándar
Hay muchos que cuando reciben el encargo de regir a los demás, se enardecen para oprimir a sus súbditos, hacen ostentación terrorífica de su potestad y perjudican a aquellos a quienes deberían aprovechar. Como no tienen entrañas de caridad, desean aparecer como amos, no reconocen que están puestos como padres; en vez de humildad que debieran practicar, se hinchan de soberbia con el puesto que ocupan, y si en alguna ocasión se muestran indulgentes en el exterior, se ensañan interiormente. Acerca de esto dice en otro lugar la Verdad: “Vendrán a vosotros con vestidos de oveja, pero en su interior son lobos rapaces”. (Gregorio Magno)

 

Share