Las habilidades que todo directivo debe tener

Estándar

Respondo brevemente unas preguntas que me han formulado para el Programa de Desarrollo del Talento Directivo del PAD, pero que sirven en general.

1.     Liste y describa a detalle las habilidades directivas esenciales de todo líder organizacional.

Las habilidades directivas son de dos tipos: estratégicas y ejecutivas. El

Las habilidades directivas son de dos tipos: estratégicas y ejecutivas, según Pérez López. Si las comparamos con las que debe tener el capitán de un barco: las estratégicas permiten saber cómo conducir el barco en el mar. Las ejecutivas, saber mandar bien, permiten saber gobernar la tripulación para que todos contribuyan eficazmente.

Si falla en alguna de las dos no llegará a buen puerto: o no sabrá para donde llevar la nave, o no logrará que la tripulación haga bien su trabajo.

Las dos son imprescindibles en grado mayor o menor según la posición del directivo, tipo de organización, entorno, etc.

Ambas son de naturaleza cognoscitiva y distintas de una necesaria tercera cualidad: la cualidad de líder, que es de naturaleza motivacional.

Esta tercera está un tanto desatendida a pesar de que fue descubierta muchos siglos atrás. Es la que diferencia a un buen capitán de barco de un pirata: la intención, finalidad con la que hace su función de mando.

Además, el buen o mal uso que el directivo haga de aquellas competencias depende de su libertad y de las siguientes cualidades que lo convierten en buen líder:

En una de las escenas de la película “Gladiador”, Comodus recuerda la carta de su padre, el emperador de Roma, señalando las cualidades que debe tener todo gobernante: la prudencia, la justicia, la templanza y la fortaleza. Los cristianos añadieron la caridad, el servicio a los demás, al bien común; la sinceridad, la humildad…

Se podrían sintetizar en la motivación racional por motivos trascendentes, usando el término de Juan Antonio Pérez López.

 

2.     ¿Cuáles de esas habilidades son más importantes hoy, en un entorno difícil y cambiante?

La prudencia, saber pensar bien en términos prácticos, y las agallas para actuar conforme a lo pensado. Con justicia, y fortaleza que anima a actuar cuando la tarea resulta ardua y difícil. Con la humildad de saber corregirse, rectificar y corregir el rumbo. Con ánimo de hacer un aporte valioso, significativo.

3.     Explique la relación entre las competencias directivas y el liderazgo. ¿Ser buen directivo me hace buen líder? ¿Qué debemos entender por liderazgo?

Depende del uso que se haga de la palabra. Hacen falta buenos líderes y sobran malos líderes: los demagogos, los tiranos y también los bonachones incompetentes.

Hay problematicas que requieren mayor talento directivo que otras, y mayor compromiso del directivo que otras.

4.     ¿Qué medidas deben tomar los directivos para asegurar el funcionamiento y/o éxito de sus empresas en medio de la crisis? ¿Cómo deben reaccionar?

Las medidas a tomar dependen necesariamente del diagnóstico previo. No se puede aplicar un tratamiento sin conocer antes la enfermedad y el paciente, en este caso la organización.

Siempre dos cosas hacen naufragar: la perdida de la liquidez y la injusticia, subjetivamente considerada, como apunta Pérez López.

5.     ¿Qué herramientas brinda el Programa de Desarrollo del Talento Directivo para fortalecer las habilidades directivas y de liderazgo de los participantes? 

Como señalaba Pérez López, con el pensamiento teórico, o el técnico de herramientas, uno obtiene buenas calificaciones en el colegio o en la universidad.

El pensamiento práctico es el que busca responder a la pregunta: ¿Qué conviene que yo haga, y por qué, y cuándo y de qué manera, a qué ritmo…? Esas son las preguntas que cualquier persona, y también los directivos deben aprender a responder bien: ¿Qué está pasando y qué tengo que hacer?

Con el pensamiento práctico uno obtiene buena calificación en la vida, añadía Pérez López. No sobran programas de estudios centrado en este tipo de pensamiento.

Para saber más:

Jaime Balmes, El criterio

Manolo Alcázar, Antivirus mental

Manolo Alcázar, Gobierno de personas: capítulos 3, 4 y 6

Share

Las acciones y sus múltiples dimensiones

Estándar
La ética es una de las disciplinas que estudian el comportamiento de las personas, como también el derecho, la psicología, la mecánica, la medicina, etc.

Se puede estudiar nuestro comportamiento desde diversas perspectivas. Vamos a ver un ejemplo frecuente: me voy a almorzar con Luis.

Veamos cómo miran esta acción diversas disciplinas.

Las acciones y sus dimensiones; MercadoNegro

Cada ciencia es un lente distinto con el que mirar la realidad: me puedo servir de cada una de ellas para ver aspectos que no vería con las demás. Entiéndase en lo que sigue que voy a esbozar una suerte de caricatura. No pretendo precisar con rigor en qué consiste cada una de ellas, sino ponerlas en comparación, ayudar a evidenciar las diferencias y destacar el punto de vista ético.

¿Qué diría la ciencia física al respecto? Preguntará tal vez dónde me encuentro y dónde está el restaurante, examinará si podré llegar a tiempo dada la hora y el estado del tráfico, etc.

¿La biología? Preguntará qué voy a comer y qué tan bien o mal me puede caer la comida según el estado de mi metabolismo, etc.

¿La economía? Preguntará qué va a pasar con mi salud económica: cuánto cuesta el almuerzo, quién paga, cómo estoy de dinero, etc.

¿El derecho? Tal vez puede advertirme de que almorzar con Luis supone un conflicto de interés. O podría tranquilizarme diciéndome que no pasa nada desde el punto de vista legal.

¿La sociología? Podría examinar cómo afectaría mi buena fama el que la gente se entere de que he almorzado con Luis. ¿Estará bien o mal visto por tal o cual grupo humano que me reúna con esa persona? ¿Dejarán de confiar en mí, le sentará mal a alguien o, por el contrario, quedaré muy bien?

¿La psicología? Tal vez me lo desaconseje, pues me va a poner de mal humor…

¿Y la ética? Se va a fijar en qué pasará con mi libertad si almuerzo con Luis, y cómo eso puede afectar mi felicidad, aspectos ambos muy relacionados.

¿He actuado libremente al almorzar con Luis? La ética no tiene nada que decir si resulta que no. ¿Y cuándo mi acción es libre? Este es un tema muy importante que explico con detalle en mi libro Cómo mandar bien. Ahora solo un breve apunte: supongamos, por ejemplo, que dicho almuerzo constituya un delito, por lo que puedo terminar en la cárcel, ¿qué dirá la ética? Pues que si yo no era consciente de estar haciendo algo malo, yo no me he deteriorado moralmente. Actúo de modo éticamente relevante solo cuando actúo libremente, y actúo libremente cuando actúo de modo consciente y voluntario.

La ética se ocupa de mi mejora o deterioro moral, es decir, de mi libre crecimiento en libertad para ser feliz. Lo demás son cuestiones aparte.

 

[Publicado en MercadoNegro, mayo 2019]

 

Continuará

 

Share

¿Mercado?

Estándar
Unas palabras de Juan Antonio Pérez López (1992):

“Yo puedo hablar ahora con mucha tranquilidad sobre el tema de que no soy liberal ni soy colectivista. No soy ninguna de las dos cosas, y ahora extraña menos, porque antes cada vez que decía que no era colectivista me decían que era liberal, y cada vez que decía que no era liberal me decían que entonces era colectivista. No es así.

Los mercados son una maravilla como también los destornilladores son una maravilla. Los destornilladores sirven para apretar los tornillos. El mercado sirve Continuar leyendo

Share

Necesidades, ¿Se crean o no se crean?

Estándar
Me han vuelto a formular esta pregunta, y respondo. Pues sí o no, depende de a qué nos refiramos.

Los humanos tenemos necesidades que se pueden clasificar en tres tipos: psico-corporeas, cognoscitivas y afectivas. Las más esenciales, para la propia felicidad, son las terceras.

La lógica de cada una de ellas es diferente. Cada una de ellas se satisface de manera diferente. A la insatisfacción de las primeras se le llama hambre, cansancio, dolor de muelas por ejemplo, bulling, mala fama, etc.

 

Las segundas se satisfacen con el aprendizaje cognosctivo, que adopta muchas modalidades: idiomas, ingeniería, gramática, historia, filosofía. No todos los conocimientos son igualmente valiosos y/o relevantes, y también depende de las circunstancias de cada uno.

Continuar leyendo

Share

En el día del trabajo

Estándar
Dios creó al hombre para que trabajara, dice el Génesis. Y lo dice antes de que tuviera lugar el Pecado Original. El trabajo no es un castigo divino, es la misión de las personas.

Trabajar es pensar

Trabajar es pensar

Pero ¿qué es el trabajo? No es simple “chamba” que dicen en Perú, o “curro” en España. Tampoco es “empleo”: hay gente que trabaja muchísimo y carece de un empleo: pensemos en amas de casa, autónomos, microempresarios, etc. Continuar leyendo

Share

Dos maneras de decidir y los aprendizajes consecuentes (por J. A. Pérez López)

Estándar
El siguiente texto de Juan Antonio Pérez López creo que puede ayudar a comprender los aprendizajes –positivos y negativos– en que puede incurrir una persona al seguir cursos de acción alternativos.

«Tomemos como ejemplo a una persona que quiere ganar algo de dinero mediante la producción y venta de algunos productos. Podría enfocar el problema (para simplificar la cuestión) siguiendo dos alternativas (acciones). La alternativa A implica intentar “engañar” al cliente dándole lo mínimo imprescindible para asegurar la venta. Continuar leyendo

Share

Laicidad

Estándar

Publicado en www.posicion.pe

25 de septiembre de 2015

¿El estado es, o debe ser laico?¿Las creencias religiosas deben quedar en el fuero interno o tiene derecho a manifestarse en sociedad? ¿A qué se opone “laico”? ¿Qué significa esa palabra?

Este tema presenta múltiples ramificaciones históricas, filosóficas, teológicas, jurídicas, sociológicas, etc. Voy a intentar destacar unos puntos, especialmente relevantes a mi modo de ver.Atenderé a unos hechos evidentes. Existen Continuar leyendo

Share

Cómo generar confianza (por Juan Antonio Pérez López)

Estándar
Hace tiempo transcribí una conferencia de Juan Antonio Pérez López, que pronunció en Argentina. El tema: cómo generar confianza.

Confíen

Creo que es muy interesante. Aunque no doy por concluida su edición, me he animado a difundirla porque no es fácil acceder a ella, y creo que puede ser interesante para muchas personas.

Agradeceré comentarios y sugerencias para obtener un mejor texto.

Está disponible en la web de academia.edu

Share

Guía de diagnóstico según el octógono de Juan Antonio Pérez López

Estándar
He publicado una guía para la resolución de casos según el Octógono de Juan Antonio Pérez López. Puede ayudar a prestar atención sistemática a aspectos que a veces se pasan por alto: las personas, al conocimiento, los valores, además de la estrategia, etc.. La pueden usar los alumnos de programas que se sirven del método del caso. Puede ayudar a diagnosticar el estado de una organización en las variables que Juan Antonio Pérez López deducía para su estudio:

octogono

Un primer nivel que se desglosa en Estrategia, Sistemas y Estructura formal. Un segundo nivel, que incluye el Saber, los Estilos y la Estructura Real. Y el tercer nivel, el de la misión Externa e Interna, y los Valores de la Dirección.

Estas nueve variables recogen exhaustivamente las “piezas” que componen cualquier organización. Se le han de añadir los entornos –externo e interno– donde se encuentra la organización.

La figura que las recoge tiene ocho lados. Por ello, se le dio en llamar El octógono.

Pablo Ferreiro publicó un libro Continuar leyendo

Share